Interfaz-Cerebral

Interfaz Cerebral No Invasiva: Un Futuro Prometedor

Interfaz Cerebral No Invasiva: Un Futuro Prometedor

Investigadores de la Universidad de California San Diego están liderando el camino en el desarrollo de una interfaz cerebral no invasiva. Esta innovación tiene el potencial de cambiar vidas, permitiendo a personas con parálisis, extremidades amputadas y otros desafíos físicos controlar dispositivos con su mente para ayudar con las tareas cotidianas.

Meg Neuroimagen: El Poder Magnético Que Lleva El Tiempo A Los Secretos Ocultos Del Cerebro | | Technology Networks

La Tecnología MEG en el Corazón de la Interfaz Cerebral

El equipo de investigación ha implementado una técnica llamada Magnetoencefalografía (MEG), que es completamente no invasiva. El MEG permite a los investigadores distinguir los gestos de las manos que las personas están realizando sin necesidad de información de las manos. Mingxiong Huang, codirector del Centro MEG en el Instituto Qualcomm de UC San Diego, resalta la seguridad y precisión del MEG para el desarrollo de interfaces cerebro-computadora.

Tecnología Meg: Mejora De Los Resultados De La Cirugía De Epilepsia, Un Casco Extraño A La Vez | Cibernota

Estudio de Caso: MEG y la Identificación de Gestos Manuales

En un estudio reciente publicado en la revista Cerebral Cortex, se evaluó la capacidad del MEG para distinguir entre gestos manuales realizados por 12 sujetos voluntarios. Los voluntarios fueron equipados con un casco MEG y se les pidió realizar uno de los gestos de papel, piedra o tijeras. Utilizando un modelo de aprendizaje profundo denominado MEG-RPSNet, el equipo interpretó los datos recogidos. Los resultados indicaron que sus técnicas podían usarse para distinguir entre gestos manuales con una precisión de más del 85%.

Non-Invasive Brain Imaging Deciphers Hand Gestures - Neuroscience News

En conclusión, la tecnología MEG está revolucionando la manera en que podemos interactuar con la tecnología, abriendo nuevas posibilidades para las personas con discapacidades físicas. El futuro de las interfaces cerebro-computadora parece prometedor, y el equipo de la Universidad de California San Diego está a la vanguardia de esta emocionante área de estudio.