Espana

Desmantelada la Mafia de los Trinitarios en España

Introducción: El Auge de la Ciberdelincuencia

La Policía Nacional de España ha desbaratado un importante conglomerado delictivo, conocido como los Trinitarios, con el arresto de 40 sospechosos. Esta organización criminal, según las autoridades, llevaba a cabo sofisticadas estafas bancarias y operaciones de lavado de dinero, haciendo un total de más de 300,000 víctimas y acumulando pérdidas superiores a los €700,000.

La Operación Policial: Detención de los Sospechosos Trinitarios

Trinitarios

En el grupo de arrestados se incluyen dos hackers especializados en técnicas de phishing y otros 15 miembros del sindicato del crimen acusados de cometer fraude bancario, forjar documentos, robar identidades y lavar dinero. La banda criminal no solo usaba avanzadas herramientas de hacking, sino también técnicas de logística empresarial para perpetrar sus fraudes.

Métodos de Fraude: El Arte del Phishing

Los ciberdelincuentes de la organización enviaban SMS con enlaces fraudulentos que redirigían a las víctimas a páginas falsas que imitaban a las de instituciones financieras legítimas. Allí, los incautos usuarios introducían sus credenciales bancarias, que luego eran usadas para solicitar préstamos y vincular tarjetas con carteras de criptomonedas bajo el control de los criminales. Estos mensajes SMS incitaban a los destinatarios a actuar de inmediato, aprovechando un supuesto problema de seguridad con sus cuentas bancarias.

El Uso de las Ganancias Ilícitas: ¿Dónde va el Dinero?

Las tarjetas robadas se empleaban para adquirir activos digitales, que posteriormente se convertían en efectivo para financiar las operaciones del grupo. Esto incluía pagar honorarios legales, enviar dinero a miembros encarcelados, y adquirir narcóticos y armas. Además, parte de las ganancias se transfería a cuentas bancarias en el extranjero, donde se usaban para comprar bienes raíces en República Dominicana.

Las Mulas y el Lavado de Dinero: Un Esquema Complejo

La banda también contaba con una amplia red de «mulas» que recibían dinero de las transferencias bancarias y lo retiraban a través de cajeros automáticos, según informó la Policía Nacional. Otra estratagema consistía en contratar terminales de puntos de venta (POS) a través de empresas ficticias para realizar compras fraudulentas.

Resultados de la Operación: Desmantelando la Infraestructura Criminal

Tras 13 registros domiciliarios en Madrid, Sevilla y Guadalajara, las autoridades incautaron equipos informáticos, cerraduras, €5,000 en efectivo, herramientas para manipular cerraduras y documentación relevante sobre la estructura organizativa de la banda.